miércoles, 23 de noviembre de 2016

Definiendo el Entorno Virtual de Aprendizaje

Un Entorno Virtual de Aprendizaje, o también conocido por su acrónimo EVA, es un espacio creado para el aprendizaje y alojado en la web. Cuenta, así mismo, con un conjunto de herramientas informáticas que posibilitan la interacción didáctica (Salinas, 2011).

                                                     Resultado de imagen de entorno virtual de aprendizaje

Entre sus características destacan las siguientes:

  • Se conciben como un ambiente electrónico, por tanto, no es físico.
  • Puedes acceder a ellos a través de un dispositivo con acceso a internet. Ello se debe a que están alojados en la red.
  • Contienen una serie de programas o aplicaciones que sirven como soporte para las actividades formativas de los docentes y del alumnado.
  • No son "face to face". Los usuarios pueden encontrarse en cualquier parte del globo con acceso a internet.
Se entiende que en un EVA debe haber interactividad, donde el usuario sabe que es el protagonista de su formación, así como que pueda funcionar tanto a gran o pequeña escala (con muchos o pocos usuarios). Por supuesto, su elección debe realizarse teniendo en cuenta los intereses de la organización y las opciones de Entornos Virtuales a los que se tiene acceso. 

Existen muchos ejemplos de EVA, entre los cuales podemos destacar:
  • Moodle: plataforma de aprendizaje que complementa la educación a distancia con la educación presencial. Cuenta con código libre y su redistribución es gratuita.
  • Claroline: programa de aprendizaje y trabajo virtual de código y software libre que permite a los formadores construir eficaces cursos on-line y gestionar las actividades de aprendizaje y colaboración en la red.
  • Blackboard: permite descargar y subir material de apoyo para los cursos que se dictan en la institución. Además, facilita el contacto entre docentes y alumnos a través de foros, encuestas, mensajería y correo electrónico.
  • Ilias: abre la posibilidad de crear diferentes roles a los usuarios, adecuándose, de este modo, a las necesidades de aprendizaje de cada uno. Incluye chat y foro.
Entre las ventajas de los EVA, nos topamos con los recursos y herramientas digitales que están a nuestra entera disposición, la posibilidad de ponernos en contacto con otros agentes educativos, la ruptura con la limitación espacio-temporal del aula y un aprendizaje centrado en el alumnado. Sin embargo, es cierto que podemos encontrarnos con dificultades con el funcionamiento de los canales de comunicación, la calidad tecnológica-educativa del contenido y el diseño metodológico y organizativo de la acción formativa.

Lo cierto es que promueven un modelo de enseñanza centrado en el alumnado, donde las herramientas digitales promueven la participación, creación, colaboración e interacción durante la construcción del conocimiento. Dejando a un lado las dificultades asociadas a la calidad de los dispositivos o de las conexiones, el reto es usar los EVA como un fin, no como un medio, y creándolos a través de una planificación coherente y reflexionada por varios agentes educativos, teniendo unos objetivos claros que doten de sentido al aprendizaje.

Bibliografía

Salinas, M.I. (2011). Entornos virtuales de aprendizaje en la escuela: tipos, modelo didáctico y rol del docente. Disponible en http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo82/files/educacion-EVA-en-la-escuela_web-Depto.pdf.

"Tus padres y tus maestros son tus fieles y desinteresados amigos; aprovéchalos que no podrán acompañarte por mucho tiempo". Cicerón (Arpino, 106 a.C.-Formia, 43 a.C.). Político y escritor romano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada