lunes, 27 de febrero de 2017

¿Qué son las variedades lingüísticas?

Como ya sabemos, todas las lenguas presentan entre sus distintas variantes la denominada estándar, aquella que es generalmente comprendida por todos los hablantes de una determinada lengua y que normalmente es utilizada con gran frecuencia por los medios de comunicación o por los docentes en las escuelas. No obstante, en las distintas lenguas que están presentes por todo el mundo existen, además de la ya citada estándar, otras variedades lingüísticas, que se caracterizan por una serie de rasgos comunes dentro de un determinado colectivo de hablantes. Entre ellas, debemos destacar las siguientes:


·      Variedades diatópicas: están presentes dentro de un grupo de hablantes de una misma lengua situados en distintos puntos geográficos. Entre los hablantes de lengua castellana de la península ibérica podemos citar la casi inexistente diferenciación entre los fonemas /s/ y /z/ en la mayor parte del territorio andaluz (palabras como lazo y laso o zeta y seta son pronunciadas prácticamente de la misma forma), lo cual no está presente en otros territorios como el País Vasco o Galicia. Otro ejemplo radica en las diferentes maneras que hay para nombrar determinados objetos en el castellano de España y en el hablado en territorio sudamericano: al vehículo que en España se le llama coche, en México lo llaman carro y al objeto que en Argentina llaman celular en la península ibérica se le denomina teléfono móvil.
·  Variedades diastráticas: están condicionadas por el grupo o estrato social en el que se encuentra insertado el hablante o el ambiente en el cual se desenvuelve. Un ejemplo claro podrían ser las conversaciones que se dan en distintos ámbitos laborales. No es lo mismo una conversación entre trabajadores de la construcción, los cuales tienden a tener un nivel académico básico (obreros, albañiles…) y la que pueden mantener los banqueros, los cuales suelen contar con un nivel académico superior.

·  Variedades diafásicas: son los distintos cambios que se dan en el registro o el estilo dependiendo de la situación comunicativa del hablante o de su intención en un determinado momento. Una persona, por lo general, no se dirige a un amigo en un ambiente festivo de la misma forma que lo haría si la persona con la que estuviese dialogando fuese el presidente del gobierno. Mientras que en el primer caso haría uso de un registro coloquial  en el segundo se dirigiría a su interlocutor de una forma más culta o formal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario